Cómo hacer un croquis y tomar medidas de tu vivienda

En el post de hoy, explicaremos cómo tomar medidas y hacer el croquis de un inmueble, de forma DIY. Normalmente estos trabajos los realizan las personas que se dedican a diseñar o llevar obra, pero alguien que sea «apañado» puede hacerse su propio croquis de una forma lo más digna posible. Algo que a priori puede parecer una locura o un engorro para alguien ajeno al sector, lo vamos a convertir en un rato agradable de peleas con el metro y el láser.

¿Qué necesitas para hacer el croquis y tomar medidas?

  1. Una cinta métrica. A ser posible metálica y de no menos de 3 m (recomendable por lo menos de 5m). Si tienes un medidor láser mucho mejor porque tomarás medidas mucho más rápido. Pero es algo que no suele tener la gente que no se dedica al mundo de la construcción.
  2. Papel cuadriculado, te ayudará a escalar mejor las estancias de la vivienda. En su defecto puedes usar un folio en blanco, pero te será más complicado hacer un dibujo que se parezca a la realidad.
  3. Lápiz mejor que boli. Habrá que hacer correcciones y evitarás tachones.
  4. Opcional: Libreta rígida o tablero. Como superficie base para el papel.

Se pueden tomar medidas de 2 formas:

1/ Haciendo un croquis completo de la vivienda e ir cogiendo medidas estancia a estancia. Sólo para dibujantes avanzados ya que requiere tener un ojo espacial bastante desarrollado. Las viviendas cuadradas y pequeñas son más sencillas de hacer, pero las que no son regulares costarán mucho de dibujar.

2/ Haciendo el croquis estancia por estancia, y después hacer un croquis global (aunque sea esquemático). Esto te permite coger mejor las distancias y las proporciones estancia a estancia, y la general.

Vamos a centrarnos en el segundo punto, ya que resultará más fácil a cualquier persona:

 

 

 

Estancia no húmeda (salón, comedor, habitación…)

Para ello vamos a ayudarnos mejor con un ejemplo real. A continuación verás 3 fotos de un salón, enviadas por unos clientes a los que después diseñamos la reforma:

Como verás, se trata de un piso en estado de origen, en bastante mal estado. Los propietarios nos facilitaron las medidas de esta estancia y de todo el piso procediendo de la siguiente manera:

 

      1. Medimos los lados antes de empezar a dibujar, para entender mejor la relación de una medida con otra y trasladar esas medidas de forma más exacta al papel, ya que nos permitirá proporcionar una pared con otra.

      2. Dibujamos el perímetro de la estancia utilizando como referencia la cuadrícula del papel, y con las proporciones que hemos sacado midiendo. Anotamos las medidas (a partir de ahora  “cotas”). Importante haber tomado medidas de las 4 paredes y comprobar si son paralelas.

 

 

      4. Situamos las ventanas y las puertas en los perímetros, tomando medidas parciales desde la pared hasta el lado de una ventana o puerta.

      5. Tomamos las dimensiones de las puertas y ventanas, así como la altura a la que están estas últimas, y hacemos la anotación junto a ellas. Se puede anotar también si tienen persiana o no, aunque si se facilitan fotos no es tan importante.  

 

 

      5. Si hay algún elemento característico en la habitación (radiador de pared, esquina, resalte (pilar)…) lo referenciamos también, con sus correspondientes medidas en las 3 dimensiones (ancho x alto x profundo).      

      6. Tomamos la altura de los techos de la habitación y de los elementos característicos que estén a distinta altura (fundamentalmente vigas de cuelgue).

Obviamente, sería interesante ubicar también los enchufes, interruptores, puntos de luz, cajas de distribución… Pero si se trata de una reforma integral y hay fotos donde se puede ver bien su situación, no es preciso ubicarlos en el croquis. Al menos para nosotros.

Baños, cocinas, lavaderos y similares:

Nos ayudamos también del mismo ejemplo real, el baño del mismo piso de las fotos anteriores. Los clientes nos envían una foto del estado actual, no muy «gráfica», pero aún así conseguimos hacer bien el levantamiento del plano.

 

Este baño tenía la particularidad de tener la zona del wc e inodoro un poco levantada (15cm) sobre una «plataforma», para facilitar la evacuación de los aparatos sanitarios. Para hacer el levantamiento de esta estancia, incorporando los datos necesarios, procedemos de la siguiente manera:

 

1. Repetimos los puntos del 1 al 6 del apartado anterior.

   

 

      2. Dibujamos el equipamiento de la estancia (wc, ducha, lavabo…) en la posición real, con sus dimensiones (fundamentalmente lavabo y bañera/ducha).

      3. Situamos los puntos de agua y de desagüe de los aparatos sanitarios, midiendo desde una pared a esos puntos.

 

Para lavaderos, cocinas, etc… se puede hacer de forma análoga a lo explicado.

Una vez tenemos todas las estancias medidas, vamos a intentar hacer un croquis completo de la vivienda. Para ello habrá que hacer el esfuerzo de juntar “mentalmente” las estancias en tu cabeza, para ir dibujándolas una a una, una al lado de la otra. En teoría, al medir previamente todas ellas, ya debes tener una mejor proporción de tu casa, con lo que puede que sea un poco más sencillo hacer el croquis de la vivienda completa.

Un pequeño truco es recortar con unas tijeras todas las habitaciones que has medido, y ponerlas una al lado de la otra. Si lo has hecho con papel cuadriculado y con la medida que toca, te encajarán las piezas bastante bien unas al lado de las otras, y podrás copiar o calcar la planta para que te quede un dibujo limpio. Si no están bien dibujadas, unirlas será más complicado.

Aspectos importantes a considerar:

  1. Toma las medidas con el metro desplegado en el suelo. Tomarlas en paredes puede hacer que se incline el medidor y la medida no sea del todo exacta.
  2. Hay que dejar referenciadas todas las alturas de techo de la vivienda, en cada estancia, tanto con falso techo como sin él.
  3. Es importante marcar las alturas de las vigas de cuelgue, ya que pueden condicionar el paso de instalaciones por el techo.
  4. La posición en altura de las ventanas.
  5. La posición de las bajantes de desagües de wc, lavabos, lavadoras y lavavajillas, sobre todo en patios de luces.
  6. Si en alguna pared el metro se te queda corto, haz una marca en el suelo con el lápiz y mide el siguiente tramo, para luego sumar las 2 medidas.
  7. Posición de las luces. No es del todo importante (con fotos se pueden situar bien) pero no está de más tener esa información, sobre todo si se va a modificar la instalación eléctrica.

Aunque puede haber muchos matices en lo expuesto, o faltar alguna cosa en particular, entendemos que con esta información ya serás capaz de dibujar el croquis de tu propia vivienda. Esperamos que te haya servido de ayuda. 

Cualquier opinión o comentario es bienvenido. 

 

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

3 comentarios en “Cómo hacer un croquis y tomar medidas de tu vivienda”

    • Buenos días Jose,

      Para superficies irregulares, en los levantamientos hay que hacer un proceso de triangulación de superficies consistente en transformar los espacios que quieres levantar descomponiéndolos y midiéndolos en triángulos. Una vez obtenidos habría que sacar la superficie de cada uno y sumarlas entre sí para obtener la superficie total de la estancia. En esos casos lo mejor es recurrir a programas tipo Autocad para hacer mejor ese levantamiento. Es un proceso un poco más complejo que daría para otro post. Un cordial saludo.

Deja un comentario

Abrir chat
¿Tienes dudas? Pregúntanos!
Hola! ¿tienes alguna duda?

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar